HOLA MUNDO,

Una mujer está hablando a vosotras y vosotros…

En un día especial, en un día de liberación.

Un día en el que mi alma femenina ya no puede callarse más…

Un día en el que mi mano derecha ha tenido que dar golpes de odio y de dolor, porque’ mis palabras no podían defender mas a mi alma…

Donde ha habido ofensa tan sutil y tan grave de minar a la esencia de mi ser, con asco me encuentro a utilizar la misma violencia contra la cual he luchado…contra la cual muchos y muchas sieguen luchando.

Hablo por mi y hablo por todos y todas las víctimas de violencia psicológica, física, en sus 1000 formas, en sus 1000 mascaras, en sus 1000 nombres, donde por tanto tiempo el poder cultural, visceral, hormonal, sin genero…ha machacado los seis sentidos del ser mujeres.

Lo que me asusta es el silencio, lo que me preocupa es lo que queda callado…por esta misma razón intentaré tirar líneas negras de palabras encima de un papel demasiado blanco…

Quiero compartir el dolor de mi estomago, que por años ha confundido mi cabeza, bloqueando y anulando la confianza en mí misma, en mi mundo en mis sueños…

Quiero también compartir el dolor de mi mano derecha, que hoy ha sido la única voz que tenia para gritar mi ofensa, y con la mía, la ofensa de meliones de mujeres..

Con ojos de pena me miro, miro atrás a los días pasados en espera del sueño, del amor, del calor, de la fuerza, con ojos de pena muchos han mirado hacía mí y a mi pena…y vieron mi pena por mí por ellos mismos…

Y cuando ya estos mismos ojos se cansaron de la búsqueda y lograron solos el brillo de la vitalidad, de la seguridad, de la fuerza, del calor, cuando ya mis desesperados deseos empezaron otra vez a coger color, cuando ya alcancé el dejar de buscar todo esto en otra persona que no fuera yo, cuando ya me enteré de que la palabra amor no podía ser hecha de tanta pena… ese mismo día… en mi color en mi belleza, en mi liberación, he conocido el odio de quien comprendió de no poderme más poseer, de no poderme mas manipular, de no poder mas sobre mi voluntad…

Y en contra de ese odio surgido por la amenaza que yo representaba en mi belleza, en mi fuerza, en mi liberación, yo hoy empiezo mi lucha al lado de mis compañeras, de mis compañeros, en sus bellezas, en sus fuerzas, en sus liberaciones, con la promesa de que mi mano derecha no golpeará nunca más.

Por eso necesito palabras y hechos que ayuden a otras manos derechas a no levantarse..

Me encantaría hacer una lista de palabras que representen Malos Tratos, el fantasma de muchas generaciones.

No puedo, porqué cualquier palabra puede ser utilizada como arma…podría pedir ayuda a mi padre, a mi madre, a mis hermanos, todos victimas y actores a la vez de malos tratos.

No puedo pensar en encerrar este dolor en mi estomago asfixiado, no puedo pensar que el dolor de meliones de mujeres se quede encerrado en cuatro paredes…hay que denunciarlo, darle voz…dejarlo fluir…que se vea…que se exprese, así como se expresan todas las emociones del día a día…

Creo que hay que dejar la época del sol, la luna está volviendo…

Ha llegado el momento en el que el sol deje espacio, lo justo, ni más ni menos, a la luna.

Ha llegado la época de la luna, su tiempo, su liberación…

Me encantaría cantarles a todas las mujeres que se han sentido victimas de humillación, aprisionadas en la sumisión, en la dependencia…

Que ya estamos en el tiempo de la luna, que podemos usar nuestro sexto sentido para enseñar a amarnos…para enseñar a amar…sin juegos, sin enfermedades, sin celo, sin agresión, sin posesión, sin manipulación…

Me encantaría poder tomar y dar clase de amor universal, a un mundo cansado de un sol enfermo, a un mundo que necesita equilibrar las fuerzas…

Dejo ya los gritos y empiezo el canto, dejo los golpes y alcanzo el brillo de mis ojos.

Con esa misma fuerza me encantaría borrar el dolor…en mi locura he también tenido la enferma arrogancia de poder asumir el dolor de otro por “ayudarles”, hasta que me enteré que tenia primero ayudarme a mi misma…

Y ahora quiero hacerlo…sin revoluciones, si no por reformas…suavemente, como la luz de la luna…

Dejo para mañana el florecer de mis sueños, el renacer de mi ser, después de su liberación, y os dejo con la ilusión de que un día todo esto pueda tener su respeto…sin gritos y con mi mano derecha encima de mi corazón.

 

 

   

Tenerife, 2006

 

 

 

 

 

perdonad la ribelión a las convenciones..y dejate llevar por el barco de las ilusiones...

 

perdona la ribellione alle convenzioni..e lasciati trasportare dalla barca delle illusioni...


rumboalaraiz@gmail.com